En el blog pasado se trató el tema de la inversión extranjera en México en materia logística, la cual presenta un crecimiento por diversos factores, representando una importante oportunidad de negocios para el país.

 Independientemente de la ubicación geográfica, el contar con puntos logísticos de probado valor para el sector o el efecto del Nearshore; algo que no debemos dejar pasar, es la inversión por parte del Gobierno para dotar de la infraestructura logística necesaria que requieren los participantes de la industria y puedan llevar a cabo sus procesos.

Portada (1).jpg 

Panorama logístico

En nuestro país al igual que en otros,  el sector carretero es donde mayormente se puede ver la inversión pública que contribuye a la industria logística. En México existen 370 mil kilómetros de vialidades, las cuales permiten la interconectividad del país, dentro de esa vital infraestructura se ha logrado identificar 14 corredores que comunican a todas las capitales estatales así como diversos puntos importantes que van desde puertos hasta las fronteras.

  1. México-Guadalajara-Hermosillo-Nogales, con ramal a Tijuana
  2. México-San Luis Potosí-Nuevo Laredo, con ramal a Piedras Negras
  3. Querétaro-Aguascalientes-Zacatecas-Cd. Juárez
  4. Acapulco-México
  5. Puebla-Progreso
  6. Mazatlán-Durango-Saltillo-Monterrey-Matamoros
  7. Manzanillo-Guadalajara-San Luis Potosí-Tampico, con ramal a Lázaro Cárdenas
  8. Acapulco-Puebla-Veracruz
  9. Veracruz-Monterrey, con ramal a Matamoros
  10. Transpeninsular de Baja California
  11. Corredor del Altiplano
  12. Puebla-Cd. Hidalgo
  13. Circuito Transístmico
  14. Circuito Turístico de la Península de Yucatán

 

Siempre en el apartado terrestre también se cuenta con el Sistema Ferroviario Mexicano que está conformado por 26 mil 727 km de vías férreas. Actualmente se encuentran concesionadas a consorcios privados para su operación 17 mil 799 km en 3 troncales principales y 3 líneas cortas, así como la Terminal Ferroviaria del Valle de México, a una sociedad de capital mixto, donde participa el gobierno federal con el 25% de las acciones. Por su parte, los 222 km de la línea del Istmo de Tehuantepec son administrados por el gobierno federal.

En el apartado marítimo, las principales instalaciones portuarias que realizan actividades comerciales en los 5 continentes y aportan más del 95% del tonelaje de carga contenerizada son los puertos de Manzanillo y Lázaro Cárdenas en el  Pacífico, y los de Veracruz y Altamira en el Golfo. con ellos México realiza su intercambio internacional.

Por otra parte el sistema aeroportuario mexicano está conformado por 85 aeropuertos, 1,385 aeródromos civiles, a partir de 1998 se concesionan 34 de los principales aeropuertos mexicanos a grupos privados, quedando integrado el sistema de 85 instalaciones y divididos de la siguiente manera:

  • 12 asignados al Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP).
  • 13 al Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA) y
  • 9 al Grupo Aeroportuario del Sureste (ASUR).
  • 24 son administrados por ASA y,
  • 27 a cargo de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, así como de diversos gobiernos estatales y municipales.

 

Todo lo anterior nos da un mejor panorama de la situación del país en materia de infraestructura, lo cual da soporte a que México se convierta en referente en cuanto a logística internacional.

Tan sólo en este año el gobierno va a invertir cuatro mil millones de dólares en 25 proyectos portuarios que dará una capacidad instalada de 500 mil toneladas. Esto no es obra de la casualidad o movimientos políticos sino que son parte del Programa de Inversiones en Infraestructura de Transporte y Comunicaciones que se van desarrollando desde el 2013 donde la visión es el “fomentar el desarrollo de una logística avanzada que provea conectividad a los centros que integrarán el nuevo Sistema Nacional de Plataformas Logísticas y permita el desarrollo de parques logísticos y puertos interiores intermodales con nuevas modalidades de recintos fiscales estratégicos que agreguen valor a las mercancías”.

 Buscando  la disminución de costos y tiempos en el traslado de personas y bienes a través de la construcción y modernización de 17 mil km de autopistas, carreteras y caminos rurales que conectan las 32 entidades federativas y las ubicaciones estratégicas de un nuevo Sistema Nacional de Plataformas Logísticas.

Con el paso del tiempo, México se fortalecerá aún más, por lo cual es importante estar preparados para poder realizar negocios con empresas de diferentes partes del mundo y como ya se ha mencionado en múltiples ocasiones, no es necesario invertir en la infraestructura sino que una opción es tercerizar con expertos. Algo vital es que puedan ser parte de su empresa y compartan la misma visión hacia el éxito, como un verdadero aliado que estará en todo el proceso hasta conseguir las metas, Amerisa Logistics le ofrece soluciones integrales que estarán enfocadas en lo que empresa necesita.

 

{{cta(‘6d5d36a1-2e08-4742-b81c-b49ebefd8feb’)}}