deced

Para la industria automotriz en México, el almacenamiento, control de inventario y procesos de logística y distribución son críticos para cumplir con las demandas del mercado, los estándares de seguridad y los tiempos del sector.

El sector de la manufactura de vehículos es una de las industrias más activas de México. Un reporte de PricewaterhouseCoopers (PwC) señala que las líneas de producción mexicanas podrían llegar a ensamblar más de 10.000 unidades diarias.

Sin embargo, con el desarrollo de una variedad de plantas de ensamblaje de última generación en todo México, el principal desafío de la industria es mantener la calidad de fábrica que exige la casa matriz de la marca.

La industria automotriz en México tiene grandes activos:

  • Una gran capacidad instalada
  • Una gran red de proveedores nacionales e internacionales
  • Líneas de producción de alta tecnología
  • Plantas con la flexibilidad necesaria para el ensamblaje simultáneo de diferentes modelos.

Sin embargo, para PwC, un importante cuello de botella de la industria es facilitar la gestión de toda la cadena de suministro.  Tiene varias debilidades:

  • La industria automotriz en México tiene un tamaño y estructura bastante grande
  • Posee costos bastante significativos
  • Tiene poca disponibilidad de componentes especializados para algunos modelos dentro de México

Por eso, los servicios de logística en México deben cumplir rigurosamente los estándares de calidad que exige la marca para la importación.

En México, la calidad de los componentes de la industria tiene dos desafíos, señala un reciente reporte de Deloitte:

  • La capacidad de resolución de problemas.
  • Las exigencias especificas del cliente para categorías como Tier 1 y Tier 2.

En otras palabras, la industria desea evitar repetir los problemas del pasado, y requieren cumplir con auditorías y alinear toda su cadena de suministro en base a certificaciones de calidad total.

Por esto, es crítico que la industria automotriz sea cuidadosa al elegir a proveedores de servicios de logística y distribución, almacenaje y gestión de inventarios.

{{cta(‘6d5d36a1-2e08-4742-b81c-b49ebefd8feb’)}}

¿Qué es calidad total para un depósito fiscal automotriz?

Tomemos el caso de la planta de ensamblado de una conocida marca alemana ubicada en Puebla. Actualmente, es la segunda armadora de esta empresa en el mundo:

  • Produce más de 450 mil vehículos al año
  • Su  línea de producción incluye estampado, construcción de carrocerías, pintura y montaje.

Recientemente, como consecuencia de un paro técnico, otra de estas plantas dejó de producir 1.500 unidades por día, luego de lo cual la planta debió acelerar sus actividades para alcanzar las cuotas del año.

¿Está la cadena de suministro a la par de esas exigencias?

¿Que sucede si hay un retraso en el tránsito de mercancías? La empresa necesita una gestión de almacenes y distribución flexible a las demandas de la línea de producción. 

Cualquier retraso, sea propio o proveniente de la cadena logística, involucra multas millonarias y caídas estrepitosas a las ventas. Aunque el retraso provenga del área de consolidación de carga marítima, es la empresa automotriz la que debe asumir importantes multas.

¿Qué tipo de opciones necesita?

  1. Soluciones flexibles de gestión de cadena de suministro, con un buen control de inventarios y flexibilidad en los horarios de atención.
  2. Reducción de los tiempos en tránsito
  3. Gestión de órdenes de compra y de extracción para el tránsito de mercancías.
  4. Sistemas automatizados de gestión de almacén, para verificar documental y físicamente las mercancías.
  5. Reducción de costos fijos.

La reducción de costos es primordial. Para PricewaterhouseCoopers, es uno de los principales retos de la industria.

“Ha generado que las armadoras intenten transferir esta responsabilidad a proveedores que en ocasiones no cuentan con la experiencia o capacidad para lograr estos objetivos”, señala la consultora.

 “Las principales armadoras han observado que sus proveedores Tier 1, a los que les han delegado la responsabilidad de la cadena de suministro, no tienen la capacidad para controlar a los subproveedores, por lo que las armadoras han tenido que involucrarse directamente para dar apoyo.”

Esta es una de las principales opciones que puede ofrecer un depósito fiscal automotriz acogido al Decreto IMMEX, que permite un abandono de mercancías, así como postergar el pago de impuestos y aranceles en un almacén fiscalizado, hasta su distribución a destino.

Al consolidar dentro de México grandes pedidos de suministros desde el extranjero, no solo se reducen los tiempos en tránsito sino también se reducen los costos fijos.

Entrega una flexibilidad al cliente para solicitar insumos en la medida que los requiera.

Al mismo tiempo, en una industria pionera en la automatización de los procesos como la automotriz, los servicios de logística y transporte deben ir a la par en términos de control de calidad. Remitirse a una hoja de cálculo para el control de existencias es un llamado a cometer errores no forzados.

 ¿Qué tan flexible es su depósito fiscal automotriz? 

{{cta(‘212a883c-c65a-4d1c-80f4-8c4c8bf158d0’)}}